Abogado Extranjería en Sevilla
Contacte Ahora
CONTACTE CON NOSOTROS

Ventajas del testamento ante notario

En España existen tres tipos de testamentos comunes: el abierto, el cerrado y el ológrafo. De ellos, los dos primeros que acabamos de mencionar se realizan ante notario. Queremos explicar cuáles son las ventajas de optar por una de estas modalidades.

Un testamento abierto permite conocer de forma anticipada la voluntad del causante, ya que esta se lee ante sus herederos. Es un trámite que se realiza de forma notarial, por lo que el notario comprueba de antemano que se cumplen todos los requisitos para que el testamento sea válido. Es el tipo de testamento más frecuente en España.

El testamento cerrado sigue los pasos del anterior, con la diferencia de que la voluntad del causante queda recogida en un sobre cerrado, que solamente se abrirá cuando se produzca su fallecimiento. Como este trámite también se realiza ante notario, proporciona cierta seguridad en los requisitos legales que deben cumplirse.

Sin embargo, en el testamento ológrafo no interviene el notario. La voluntad del causante aparece en un documento que tiene él en su poder, y sólo se abre tras su fallecimiento (en algunos casos ni siquiera llegarse a saberse que existe dicho testamento). La única opción para que este testamento tenga alguna garantía legal, en que en su redacción intervenga un abogado. De lo contrario es posible que no tenga ninguna validez, ya que los requisitos del Código Civil son bastante rigurosos.
Por todo recomendamos a quien quiera otorgar testamento que se plantee alguna de las modalidades que acabamos de citar en primer lugar. En cualquier caso sigue siendo conveniente contar con el asesoramiento previo de un abogado, para que estudie el caso de manera individualizada y nos oriente.

Si lo necesita puede ponerse en contacto con nuestro Despacho en Sevilla, donde le ayudaremos a redactar testamento u otros trámites que nos solicite.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE